“DETALLARTE”.

Agárrate los latidos
que voy a detallarte
y “detallarte” es cosa de “bandidos y bandidas”
como vos y  yo.

Sé que te admiran,
te presumen
y te cuidan
pero cuando te descuidan estás aquí, como hoy, solo mira.

Tus botas negras,
los jeans ajustados,
cartas hechas a mano
y tu piel digna de tocarla mejor que un piano.

Pasan los años
y con ellos vamos cambiando,
vamos evolucionando
pero dentro de mi, en lugar de irte, más te vas impregnando.

Como la yema de mis dedos en la línea de tu espalda
desde donde inicia, hasta en el lugar que mis piernas te respaldan.
Como el aliento de tu boca después de un beso largo
hasta donde mi energía después de beber tu néctar, recargo.

Frunces las cejas
cuando detectas mentiras
y también malas vibras.

Como el gesto que haces cuando desesperas,
cuando no aguantas más la espera
y juntas tus brazos
moviendo una de tus piernas.

Y si, te gusta el sexo
y te encanta hacer el amor,
no siempre hablamos de pieles
pero te encanta arder con pasión.

Como la sonrisa pícara después de juegos morbosos,
cuando sientes seguridad
o algo te lastima
y tus ojos se ponen cristalinos.

Como el valor que tomas para hacer algo que temes,
cuando pierdes el miedo
y vas al fuego
aunque te quemes.

Como la cantidad de veces que piensas en hacer o no hacer determinada cosa,
que aunque tu regalo favorito no sea “recibir rosas”
para ti seguirá siendo un bonito gesto
y más en noches lluviosas.

Cuando eres dulzura
y también locura,
cuando haces las cosas con el corazón
pero con una sola traición, buscas refugio en tu caparazón.

Cuando eres sensible y receptiva,
cuando eres fuerte
y tomas decisiones exclusivas
porque antes, te motivas.

Cuando eres inestable y cambiante
alternando alegría aunque después te parezca poco emocionante,
mostrándote vulnerable
¿y para mi? inolvidable.

Tus ocurrencias inspiradas,
las pupilas dilatadas,
comprar ropa nueva
igual te sientes cómoda si es usada.

Prefieres planificar y no eres de improvisar,
pero de vez en cuando te encanta
que las cosas se den así, por instinto natural
que no parezca planeado ni normal, pero con exigente estabilidad.

Que del año,  te gustan los últimos meses,
de octubre te encantan los atardeceres,
adoras el clima de noviembre
y el ambiente de diciembre.

En ocasiones, tu inseguridad puede más,
tus sentimientos se desbordan
es algo que no puedes controlar,
luego del drama contigo misma y cierta soledad, llega tu risa con sabor a: “Que loca estoy en verdad”.

Y aunque me repitas
y te repitas
que no te conozco ni un poco en realidad,
tal vez estés en lo cierto, me faltó todavía, detallarte con profundidad, porque lo que mencioné allá arriba no es el principio de lo que no tiene final, no le llega ni siquiera a la mitad de quién eres y qué sientes en verdad.

© -A.R.
Ciudad de Guatemala 11 de Octubre de 2,019

 

 

 

2 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Excelentes versos. Profundos y sentidos. Ese detallar profundo que eleva el sentido. Un placer leerte. Omar

    Le gusta a 1 persona

    1. Un placer tenerte acá ¡Salufos, Omar!🍁

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s