“TE LO ADVERTÍ”

No soy de querer de un día para el otro,
pero llamaste mi atención y marcaste territorio
y cariño; nadie quiere a nadie como yo: que un día te quiera con tanto gozo
y al día siguiente, pese más su enojo.

Demasiado tarde para un después,
para un “lo lamento”
para intentar algo nuevo,
para no caer en el agujero.

Para querer hacer lo que en su momento pudo ser,
para darnos un par de minutos y a solas enloquecer,
para compartir lo que al principio se quería ver,
el resultado de un inconmensurable sentimiento, que quiso florecer.

Todos mis ingratos miedos, me invaden cada vez,
cuando estamos lejos, suelen resaltar, suelen renacer.
Estoy consciente de mi locura disfrazada de inestabilidad emocional,
la misma que puedo controlar, estando sola, pero para ti, quise ser especial.

Por fortuna te lo advertí,
yo te lo advertí:
Te advertí de mis cambios de humor
y lo mucho que me cuesta soltar un “Mi amor”.

Pero no tomé la misma señal de alerta conmigo,
te advertí de mi y dejé pasar la advertencia para mi,
de llegar a quererte tanto
y que al final te terminarías marchando.

No me lo advertí
y me quedé sin ti.

© -A.R.
Ciudad de Guatemala 27 de julio de 2,019

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s