“CACTUS”

Muy parecida a un ser que lleva un chaleco antibalas,
aunque ame y prefiera la lluvia y el frío, necesito de un clima súper cálido y seco,
con el alma quién sabe dónde y el corazón vacío, con un tremendo hueco.
Anclándose a la tierra y resistiendo todo viento.

Inmóvil y aparentemente sin defensa alguna,
acostumbrándome a la calidez del sol, esperando con ansias a que caiga la luna,
soportando aquellas lluvias de arena,
en su memoria no pude borrar del todo, aquellas escenas.

Permaneciendo en sequía por muchos días,
sin una gota de amor,
sin apreciar la figura de tus labios, mientras dormías.
Sin poder diferenciar el aroma de la arena, al de cómo olías.

Mis espinas sin querer lastiman, sin querer “espinan”,
mi corazón está lleno de agua y mis intenciones siempre se afinan.
Mi boca se muestra un poco seca
y a quién quiera besarla, siempre reseca.

Pero cuando aprendí a regarme,
supe tratarme, amarme, considerarme.
Me cambié de tierra, también de arena,
porque todo cambio es bueno y más: cuando me siento amena.

He aprendido a perfeccionar mis espinas,
para acariciar a quien me aprecia y aniquilar a quien me lastima.
Podré estar llena de espinas, aunque por dentro estoy llena de todo eso que no cualquiera descifra, que no a cualquiera le “fascina”.
Me comparo con este tipo de ser: Pues en realidad  no encuentro, ni  hay mejor descripción de mi, ni de este caos, como un simple y complicado cactus en proceso de florecer.

© -A.R.
Ciudad de Guatemala 23 de mayo de 2,019

 

Anuncios

4 respuestas a ““CACTUS”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s