”SEMPITERNO”

No  voy a preguntar por qué no puedo ver tu foto en mis contactos,
y en unas cuántas horas, a más tardar en un par de días
no llamaré para preguntarte, por qué no puedo ver tu estado ”disponible”,
cuando haces estas cosas sin antes ”avisar”, me encuentro un poco más flexible.

No voy a enviarte un e-mail, preguntando por qué no encuentro tu user en Instagram,
voy a lanzar por la puerta, ese juego que compré y que tanto te gusta,  ”tangram”
¡Espera! revisé si ya podía ver tu foto y que solamente estabas eligiendo cuál usar,
cambiaré la última línea del párrafo anterior,  la del estado ”disponible” por ”ocupado”, algo inusual.

En cada despedida, siempre haces algo inesperado y peculiar,
pero en todas te has llevado un trozo de mi alma, lo tengo que aceptar.
Cariño, no te hostigaré con preguntas estúpidas, te voy a confirmar;
que has dejado claro, que conmigo, tu alma ya no quieres entrelazar.

Solo Dios sabe, cuánto nos queda por vivir,
faltan experiencias muy buenas y basta de sufrir,
el tomar en cuenta que con alguien más te querrás abrir,
el entregarte a ese amor que no será esta ”Alejandra”, lo vas querer  sentir, lo vas a percibir y en el primer encuentro te olvidarás de mi.

Al final esto, será bueno para mi y para vos,
alejarnos los suficiente hasta no querer escuchar nuestra voz,
el latir y palpitar de nuestro corazón,
tomar caminos diferentes, actuar con el cerebro y con la razón.

Anhelo que mantengas tu decisión, porque al tentarnos sabrás que no ha terminado,
y que en cuanto me busques, dejaría todo y podría volver a intentarlo,
por el momento avanza sin mi, no me necesitás,
ojalá más adelante, no te agarre ”por llamar”.

Y si llamas que sea con la excusa más tonta que puedas imaginar,
preguntando si tengo algún libro, que te pueda prestar,
prefiero eso antes que un ”Te odio, pero no te dejo de pensar”,
porque seguramente, en tus brazos, me tendrás.

Y de ser ”algo pasajero” o ”cuestión del destino”,
seremos una especie de sempiterno, al parecer ese es nuestro estilo,
el no tener un principio, ni un final,
eso exactamente que se queda en el corazón, con cierto ”palpitar”.

Solo deseo que no te de una punzada en el corazón,
el querer saber si aún escribo sobre vos,
si salgo con alguien más o si tengo un nuevo amor,
si tengo un nuevo vicio o si ya dejé el alcohol.

Porque entonces, todo lo que habrás hecho será en vano,
incluyendo la discreción, de dejarme todo ”claro”,
los bloqueos, las despedidas,
el gritarle con deseo al  viento, que por fin, me has arrancado.

© -A.R.
Ciudad de Guatemala, mayo de 2,019

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s