”DE VOS, SÉ Y NO SÉ”

De vos, sé, que te gusta la personalidad,
las cosas extrañas y te encanta la responsabilidad.
De vos, no sé, cómo te gusta dormir por las noches, por ejemplo,
boca abajo, boca arriba, con algo entre las piernas o con cierto ”contemplo”.

Supongamos perderlo todo, de la noche a la mañana,
¿Empezaríamos de cero o continuaríamos en la memoria más cercana?
la memoria más cercana, puede ser la menos sana,
empezar de cero, sería lo ideal, después de pararse frente a la ventana.

Tomemos en cuenta, que lo hemos intentado todo,
de todas las formas, de cualquier modo,
desafortunadamente sé identificar cuando no quieres conmigo ni un solo periodo,
cuando no quieres salir, ni intentarlo por temor a caer en ”ese” rollo.

Déjame entrar, sé como llegar,
relájate, déjate llevar,
no pretendo hundirte en el mar,
no te haré enredos, dediquémonos a charlar.

Vení, conocéme un poco más,
mucho gusto, para querer empezar con vos, de nuevo: me tuve que armar,
para querer llegar a esto, para poder quererte como vos lo merezcas,
no hay ninguna máscara que debas arrancar.

Y si vos querés esto, dejémonos llevar,
pero por favor, no me canceles ni una sola cita,
lo único que provocaré, es que quieras tenerme cerquita,
como yo a vos, llegar al punto de gritar ”LA DISTANCIA NO NOS DEBILITA”.

¡Basta de huir! ¡Ya no quiero estar sin vos!
me gustan los retos, pero mínimo deja que escuche tu voz,
nuestros juegos serán intelectuales,
a veces, sensuales, a veces astrales.

Coincidimos en algunas cosas,
en el resto, podremos debatir,
pero no para herirnos,
sino, para una conexión hacernos sentir.

Nuestros gustos no podrán ser los mismos,
por eso ¡Vení! cóntame qué pensás de la soledad,
de la libertad, de la maldad,
te responderé con cualquier locura, seré lo más clara, de eso no hay duda.

Estamos acá, aprovechémonos,
veamos a dónde nos lleva el viento,
coincidiremos en algunas canciones,
quizá también te gusten los aviones.

De vos, sé, que sabes a mar,
y también que sabes amar.
Sabes a mar, cuando te cansas y no ves la solución,
sabes amar, cuando encuentras tranquilidad, cuando surge la acción.

De vos, también sé, que sabes olvidar,
y de vez en cuando sueles recordar,
Pero ¡Decíme! ¿querés vivir olvidando y recordando?
¿Querés empezar de nuevo conmigo, con los pies sobre la tierra, pero volando?

De vos, sé, que lo único que querés es paz,
y que si me sueltas, alguien más te esperará,
de vos, sé, que hoy puedes estar y mañana puedes dudar,
por eso no sé, si con tu apasionado y cálido corazón, al final; me querrás encontrar.

Lo que no sé de vos, será todo un misterio creativo de conocerte más,
las personas cambian y el mundo da mil vueltas,
Pero ¡Decíme! ¿querés vivir olvidando y recordando?
¿Querés empezar de nuevo conmigo, con los pies sobre la tierra, pero volando?

Lo qué se de vos, lo usaré para conquistarte, lo que no sé de vos, lo tomaré como un delicioso ”sabor de arte”, para conocerte, para disfrutarte, para disfrutarnos.

Y si hay que empezar de cero, pues empezaremos de cero.

-A.R.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s