“LA ESPERA”

Inconmensurables pensamientos negativos,
Llenos de misterio y terror,
esto se ha convertido en una escena de horror,
en donde la protagonista, ya no soy yo.

Pero ya sé que tramas, cariño.
Esperas a ver, hasta dónde soy capaz de llegar,
Mi paciencia se acaba y estoy segura que con ella decidiste  estar.
Porque ella daría lo que fuera, para que te quedes toda una vida entera, te atiende como nunca y te trata como nadie, ni siquiera como yo, te llena de detalles y da lo mejor.

Poco a poco se va ganando todo de ti,
Y de la misma manera, ya no piensas en mi.
Apostaría lo que fuera, que de todas formas, ya no necesitas más de mi.
Con ella lo tienes todo y de paso, va arrancando los restos de mi, que quedan en ti.

Por mi lado, yo no quiero sofocarte,
Cada día, todos los días preguntando si una decisión ya tomaste,
No es que no me importe, no es que no te quiera,
Sabes perfectamente bien, que por ti, yo haría lo que sea.

Hasta cierto punto soy más centrada,
Es una decisión importante y NO debes estar bajo presión o encerrada.
Pero me parece una falta de respeto que a ella le aceptes todas las salidas,
Y conmigo, únicamente le agregas sal a la herida.

Somos tan diferentes hasta en la forma de pedirte las cosas,
Ella te llena de lo que te gusta y te regala rosas,
Por mi parte recibes “espacio” y “tiempo” para que tranquila escojas,
Un par de versos indirectos crueles, pero muy dulces de los cuales te sonrojas.

La espera puede ser tediosa e impredecible,
Pero valdrá la maldita pena si es a mi a quien eliges,
La espera entonces ya no será “espera”
Si no un camino reconfortante que nos lleve a nuestros brazos y estoy segura que seremos ARTE.

Si la eliges a ella ¿qué podré hacer?
Únicamente alejarme y dejarte ser,
Ni creas que seguiré escribiéndote versos directos que te ericen la piel o enviándote flores al trabajo,
Porque a diferencia de ella, yo respeto y acepto las derrotas, aunque me entierres muy abajo.

Ya esperé por ti un par de años,
Siendo honesta, siento la intensidad con la que nos queremos a pesar de los daños,
No quiero forzar nada, pero ya no quiero seguir un día más preguntando,
Si tu elección por fin haz tomado, que mi corazón ya no aguanta y junto con mi alma están agonizando.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s